sábado, 2 de junio de 2007

Gran donante 2: el método Seagal

Los que conocen mis gustos cinematográficos saben lo poquito que me gustan las pelis de Steven Seagal. Siempre las comparo con las pelis de Van Damme. Amus a ver... Que yo no tengo nada contra el cine comercial. Es más, los disfruto mucho. Y dentro del cine comercial tampoco tengo nada contra el de puñetazos. El cine también es entretenimiento y estas pelis cumplen su función. Pero para mi argumento me viene bien expresarlo en estos términos, así que no me toméis al pie de la letra.

Cuando comparo las pelis de Van Damme con las de Steven Seagal siempre digo que su principal punto en común es que son una mierda. Pero la gran diferencia es que las del primero son una mierda sin complejos, que no se avergüenzan de serlo y hasta se ríen de ello. Sin embargo, las de Steven Seagal son una mierda acomplejada, tanto, que se disfrazan de mierda con mensaje. Un mensaje de mierda, por supuesto. Si quieres volar edificios, repartir hostias y pegar tiros, hazlo. Pero no nos vendas la moto de que lo haces por denuncia social o ecologismo...

Toda esta idiotez para decir que lo del Gran Donante viene a ser lo mismo.

Hace un par de días os contaba mi indignación ante la noticia del estreno ayer de El Gran Show del Donante, el programa en el que se enfrentaría a una enferma terminal ante tres posibles receptores de uno de sus riñones (por cierto, no me acordé de preguntar qué diablos pensaban hacer con el otro). Pues bien. Hoy la prensa se hace eco de que el programa, fíjate tú, era un montaje para "sensibilizar sobre la donación de órganos".

Está claro que no soy el único ingenuo del planeta. Y no me refiero a la ingenuidad de creerse que realmente iban a hacer el programa como se había planteado (el mero hecho de que lo viéramos posible ya es de por sí suficientemente indicativo). Me refiero a la ingenuidad de los periodistas que cortan y pegan trozos del comunicado de prensa haciéndole el juego a esta caterva de patanes. No seamos idiotas. Los señores de endemol no quieren sensibilizarnos sobre nada. Y el hecho de que durante esta semana se hayan multiplicado en Holanda las altas en centros de donantes no es sino un efecto secundario del bochornoso espectáculo al que hemos asistido y un síntoma de la estupidez colectiva en la que vivimos.

Endemol es una empresa que vive de esa estupidez. Cuanto más estúpidos somos y más les seguimos el juego más audiencia consiguen y, por tanto, más dinero ganan. En esta ocasión han hecho exáctamente lo que criticábamos. Aprovechar para sus fines comerciales el sufrimiento de millones de personas. Y son tan cínicos que además lo disfrazan de solidaridad. Algunos verán en esta acción una crítica a una sociedad que se lo cree todo y que sólo se moviliza ante la provocación. Pero yo, de nuevo ingenuo, soy de los que creen que la provocación sólo puede llamarse como tal cuando se hace con inteligencia, con sutileza. Cuando se critica a la sociedad que te observa colocándola ante un espejo en el que puede reconocer sus males. El problema aquí es que el mal que nos han mostrado lo provocan ellos. No es un crítico ante una sociedad enferma. Es un virus riéndose del cuerpo que devora. Si podemos indignarnos ante la idea de que alguien explote el sufrimiento es precisamente porque ellos llevan años haciéndolo. Y que además se rían de nosotros por ello (al tiempo que se siguen llenando los bolsillos) es absolutamente mezquino.

Lo positivo de todo esto es que no hemos llegado a la cúspide. El programa que se planteó aún no se ha hecho y por tanto no podemos medir sus efectos. Aún podemos soñar con la idea de que, de haberse hecho, la gente hubiera pasado. Soñar. Porque el anzuelo estuvo ahí, y picamos.


El 'Gran espectáculo del donante' fue un montaje para sensibilizar sobre donaciones de órganos | El Periódico de Catalunya | Sociedad

22 comentarios:

Norma dijo...

Y esto no suena un poco a "La Gran Marcha Atrás"... ante la avalancha de críticas???????

dalr dijo...

Je, je... Pudiera ser. Aunque no hacía falta ser muy listo para saber la que se iba a liar. Es lo que me fastidia de estos "provocadores" de hoy en día. Que sus provocaciones son tan burdas que pierden toda la gracia. Es similar a cuando Calixte Bieito empezó una ópera en el Liceo con unos tíos cagando sobre el escenario y lo remató con una violación en escena. Si quieres llamar la atención, que te abucheen y luego decir que el público es rancio y no entienden tu "arte provocador" es la forma más burda de hacerlo...

Ohdiosa dijo...

odio a esos dos (van damme y seagal) es que no entiendo qué tiene de interesante ver a un tio pegando patadas durante dos horas....

vale, que van damme está cachas y en sus buenos tiempos tambien macizorro pero aun con todo...no lo entiendo!!

dalr dijo...

Yo tampoco lo entiendo. Y menos aún, los dialogos que hay entre piño y piño. Yo comparo las peliculas de esta gente con el porno. Imagino a la gente en su casa saltándose los diálogos hasta la siguiente escena de "acción" ;)

Anónimo dijo...

i ara?

chiky dijo...

La verdad es que es triste que se busque el sufrimiento humano para sensibilizar. Pero también es triste que la gente sólo se sensibilize así... Supongo que la crítica tiene que ir para todos, tanto para los del programa, como para la sociedad en sí. Y no puedo ni imaginar lo cabreado que se sentirá una persona que ahora mismo necesite algún trasplante... ¿Cómo se puede jugar así con la gente?
Pero bueno, yo soy donante de órganos desde hace un añito, así que poco caso le habría hecho a un programa así...

bloggesa dijo...

¿¡Un montaje!? Tienen más cara que un saco de duros.

El fin justifica los medios, ¿no? Pues me parece una hijoputez.

kutxi dijo...

Cuando lo vi en las noticias aluciné. Me parece aún más mezquino y miserable esto que lo de hacer el concurso. Precisamente por lo que comentas. Si quieres ganar pasta con basura, hazlo; pero encima no quieras ir de altruísta, es asqueroso.

También oí decir a médicos expertos y enfermos renales que este tipo de cosas eran contraproducentes ya que cada vez que se sembraban dudas sobre la transparencia del proceso de donación de órganos siempre terminaba habiendo una bajada en la cantidad de donantes. Así que parece que no sólo no habrán ayudado sino todo lo contrario.

susana dijo...

ufff vaya mezcla, el Seagal ese y el programita...besitossss mendrugillo, su

Norma dijo...

Con todo el fin de semana libre que tenías y no has actualizado, nen!!!!! :)

dalr dijo...

Qué morro tienes, jajajajajajaja! Un día de estos, un día de estos... Es que si escribo muy seguido a la gente que pasa una vez por semana la despisto jajajajaja ;)

Irene dijo...

hola dalr, yo soy bastante escéptica con lo de que "todo era un montaje"..sí, claro...Pienso lo que opina norma. Han visto que les iban a llover ostias y ahora dicen que era coña. En mi escepticismo voy más allá y tampoco me creo que ahora "gracias a ellos y ese montaje" las donaciones de órganos se hayan incrementado. ( En todo caso habrá sido al revés. No me creo nada. Lo preocupante es lo que dices tú, que creamos que el ser humano es capaz de legar a ésto y caigamos en la trampa.
En fin, besitos

gotomax dijo...

Por partes, los dos reparte-leches más macarrónicos del planeta luchando por ser el primero en la lista de mamporreros. Si los juntaran en una película serían la parodia mala de Bud Spencer y Terence Hill. Mira que esa pareja eran terriblemente malos actores, pero al menos te reías un montón con aquellas sonoras tortas a mano abierta, precursoras de las maléficas collejas que reparte NORMA a diestro y siniestro (un beso guapa).

Películas de reparte-leches las ha habido, las hay y las habrá siempre. Sean asiáticos con artes marciales o americanos envueltos en banderas estrelladas, el caso es repartir sin descanso. Es un tipo de cine del que no esperas nada especial, Chuck Norris es otro de los candidatos a llenar salas de idiotas rememorando sus luchas en los pasillos.

Lo del gran donante, otra muestra de que si quieren nos hacen tragar ruedas de molino sin problemas. Siempre hay legiones de programas televisivos que se atreverán a criticar su actitutd, cuando ellos son los carroñeros de todo lo que huele a dinero fácil.
Tomates y otras mierdas, menos mal que en la tele de mi casa ni se os puede ver, menudo asco!!!

susana dijo...

oiga..esto huele a caducao jaajjaajaja

dalr dijo...

Jolines, qué presión. No, si al final tendré que escribir algo nuevo... A ver si mañana... ;)

Auror dijo...

Joe, la suerte de llegar tarde, es que te encuentras la historia planteada, el fin de la misma y todos los comentarios que le acompañan¡¡¡¡
Besitos

Irene dijo...

No tiene nada que ver con el post, pero pasé por aquí para agradecerte el buen rato de charla que hemos tenido con jei y el pampero embolsado.
Besos

Norma dijo...

El pampero embolsao!!!!!!! Me lo perdí!!!!!! Arg!!!!!!!!

Contadme!!!!!!

Buenos días :)

gotomax dijo...

Se busca donante de entradas para DALR, que se nos está durmiendo por las nubes y no actualiza!!!!

Vamos, que hasta el vago que llevo dentro está más activo...a publicar se ha dicho!!!!

Norma dijo...

Cual es tu grupo bloguíneo, d@lr???? @ positivo?????

:)

dalr dijo...

Jajajajajaja! Gracias a tí Irene. Fue un placer arrastrate por la senda del vicio je je. El próximo día me pongo más místico y te llevo por las sendas des Santa Teresa. ;)

Normaaaaaaa! Al pampero embolsao lo liquidamos anoche :( Pero habrá más, no te preocupes. Y sí, soy @+ Donante universal de posts... Pero últimamente llevo tanto alcohol en las neuronas que no me dejan donar. ;)

Goto. Eso de donante de entradas, tiene algo que ver con mi espesor capilar? ya actualizo, jolines, ya actualizo. Que uno se toma una semanita sabática y se revoluciona la red ;p

Jei dijo...

gracias dalr por tus brebajes de anoche ;)
me lo pasé genial.
Muaaaaks.