lunes, 5 de marzo de 2012

When I was 35... y un cuerno!


www.quedeletras.com
Será porque este invierno ha sido poco invierno tras un otoño que apenas fue otoño. Será porque el ambiente no está para fiestas. Será porque el 36 es un número que nunca me ha hecho gracia. Será porque 2012 es un año de malos presagios. Será porque Frank salta a los 35 de las chicas en limusina al vino añejo. Será, quizás, porque las únicas chicas en limusina de las que tengo conocimiento son unas borrachas que chillan desde el techo solar y por tanto prefiero un vino añejo. O mejor aún un whisky añejo. O mejor aún un whisky muy, pero que muy añejo.





Sea por lo que sea, el asunto es que hace unos días que veo formarse sobre mi cabeza unos nubarrones negros que amenazan tormenta pese a que no cae una puñetera gota de agua, ni se la espera. Así que he decidido mandar las nubes a paseo a ver si de paso acabamos con la pertinaz sequía. Arriba el ánimo y a pasarlo bien. Feliz día a tod@s :D

2 comentarios:

SOMEZING dijo...

conocí la canción de Frank (así es como se les llama a los familiares) gracias a Tony Soprano. Es muy muy grande esta canción. Qué se quiten todas las Natashas del mundo si existen canciones como ésta!!

A mi, en cambio, no me gusta el 14, ya ves!

dalr dijo...

La canción es grande y Tony Soprano más ;)

En cualquier caso, creo que hay días para todo. Hay días para escuchar esta canción mientras te intentas cortar las venas con las obras completas de Shopenhauer y otros para dejar que una Natacha te arranque una sonrisa.

Y tienes toda la razón. El 14 da mal rollo :P