martes, 7 de marzo de 2006

House

Mis hábitos de consumo televisivo están cambiando. Y me doy cuenta de que no soy el único. Dejando a un lado los documentales de animales y los informativos, que como todos sabemos son los únicos programas que ve todo el mundo cuando le ponen un micro delante, antiguamente el mayor porcentaje de tiempo televisivo lo dedicaba a ver películas o retransmisiones deportivas en directo. El tema de los deportes lo estoy dejando conforme todo lo que merece la pena es Pay-per-view. Y las películas son perjudiciales para mi salud. No es que no hagan películas que me interesen. Me encanta el cine, multitud de géneros y tengo miles de pelis interesantes por ver, aparte de otras miles que no me importa revisar.

El problema es que ya sea por las horas a las que empiezan las pelis interesantes, ya por la hora adicional de anuncios, ya por las dos cosas juntas, no puedo ver una peli completa y despertarme para llegar al curro al día siguiente. Imposible.

Por ese motivo cada día estoy más enganchado a las series. Capítulos de como mucho una hora, en prime time y, no menos importante, con una realización que nada tiene que envidiar a muchas pelis.

Hugh Laurie es el Dr. HouseAsí pues, he llegado a contar los días de la semana por la serie de turno. La temporada pasada los lunes eran Perdidos, los jueves 24... Este año, los martes son House. Una serie protagonizada por el actor británico Hugh Laurie (Los amigos de Peter, Maybe Baby, The Black Adder) en el papel de un médico cínico y cabroncete que salva vidas mientras se la hace imposible a todo el que lo rodea.

Mientras en Cuatro están emitiendo el final de la primera temporada de la serie, en la Fox hace un tiempo que empezaron con la segunda. Los tres últimos capítulos de la primera temporada me parecieron geniales, especialmente el penúltimo: "Tres historias".

Todo este parrafón para llegar al meollo de la cuestión. Reciéntemente se ha publicado en Estados Unidos la lista de The futon critic. Como sabemos, allí a freaks no los gana nadie, así que hay gente para todo. Estos señores son unos fanáticos de las series que publican cada año el listado, no de las mejores series, sino de los 50 mejores episodios de la temporada. Y como no podía ser de otro modo, "Tres historias" se ha llevado la palma.

¿Significa esto que tengo los mismos gustos que los yankees? ¿Qué soy tan rarito como ellos? Yo no iría tan lejos. Lo que sí creo es que nos encontramos ante un claro ejemplo más de que la globalización es una apisonadora que funciona en una única dirección. Las series norteamericanas se venden perfecamente en todo el mundo, pese a recurrir muchísimas veces a chistes absolutamente locales y que no debiéramos poder entender los que no vivimos allí. Y lo chungo es que los entendemos. ¿Se imaginan a un americano ante el televisor partiendose la caja mientras Javier Cámara imita a Chiquito de la Calzada en el primer capítulo de 7 vidas? ¿O mientras Antonio Resines y Jesús Bonilla se enzarzan en una de sus lúcidas discusiones de Los Serrano?

Supongo que no. En cualquier caso, si la globalización es la causa de que podamos ver House, habrá que reconocerle algún mérito. Lástima que por cada House haya que tragarse veintisiete Vigilantes de la Playa.

Un año en 50 episodios, en vayatele.com


The futon critic


House en mundoplus.tv

3 comentarios:

traç man dijo...

brutal! no habia caido que el actor de house es el de los amigos de peter (me encanta esa peli), que bueno :D

Infinito de acuerdo con todo lo que comentas en el post, porque negarlo algunas de las series americanas son cojonudas y superan con creces las espectativas de la gran mayoria de producciones españolas....nose o cambia mucho el panorama o yo me voy a seguir tragando my Tom Welling y Kristin Keruk :D:D

ps. la peli de los amigos de peter la tengo jijijii, es que me ha hecho mucha ilusion no se si se nota :P

Jon P. dijo...

House es muy buena aunque sólo he visto unos pocos capítulos. No sé si la pondrán en España, pero hace poco he empezado a ver otra que se llama Grey's Anatomy. Os la recomiendo.

Saludos!

dalr dijo...

Pues sí. Aquí ya estamos viendo la segunda temporada de Grey y está muy bien, pese a ser series radicalmente distintas. Lo que tiene House, en mi parecer, que no tienen las demás, es ese humor ácido tan particular que te hace admirar a un personaje que, de ser real, resultaría odioso.

Gracias por tu comentario Juan P. Le he echado un vistazo a tu blog y hay temas muy interesantes. Nos vemos.