martes, 9 de enero de 2007

Lo que se nos viene en 2007

2006 ha sido un año movidito en cuanto a lo tecnológico. Si a finales de 2005 nos convirtieron el receptor de TDT en el regalo estrella con la promesa de un año de nueva y fabulosa televisión digital, la falta de contenidos de calidad ha hecho inútiles las multiples campañas por hacer que esta tecnología se convirtiera en la protagonista del año. Sin embargo en estos 365 días hemos visto las primeras batallas de la nueva guerra de las consolas de última generación, la presentación de los nuevos productos de Microsoft en los principales campos de batalla (además del ya citado de las consolas, su nuevo navegador, su nuevo sistema operativo, su nuevo reproductor multimedia...) y, quizás lo más destacado, la consolidación de las distintas herramientas de publicación en internet que han permitido a los usuarios pasar de ser meros receptores a auténticos creadores de conenidos en red. Si el tema de los bloggers o los álbumes fotográficos online ya era una realidad consolidada, el crecimiento del podcasting y muy especialmente la espectacular acogida del video en red gracias al fenómeno Youtube han sido el soplo de aire fresco que Internet necesitaba. Todo ello, unido al sinfín de aplicaciones gratuitas de alto valor añadido que han surgido por toda la red hacen que 2007 sea probablemente el año en el que todos conoceremos qué es eso de los mashups. En este sentido, es de esperar que cada vez encontremos más aplicaciones basadas en Ajax por lo que para el próximo año tendremos que replantearnos hasta qué punto nos conviene instalar determinados programas en nuestra máquina.

Por lo que respecta al ocio, veremos cómo se desarrolla la batalla de las consolas, asistiremos a las primeras refriegas serias entre los nuevos soportes digitales de alta capacidad (¿HD-DVD? ¿Blue-Ray?...) y probablemente encontremos nuevas formas de ver la televisión gracias a las primeras pruebas de IPTV y a la consolidación video on demand. Y en nuestras comunicaciones, la tecnología inalámbrica se generalizará y con ello veremos cómo convergen definitivamente la telefonía móvil y la voz sobre IP.

En cualquier caso, lo que está claro es que vamos a seguir gastándonos ingentes cantidades del dinero que no tenemos en cacharros que no necesitamos, y probablemente esto se traducirá en que seguiremos teniendo aparatos y servicios potentísimos cuyas enormes posibilidades no seremos capaces de explotar. Sólo espero que lo básico, lo realmente importante, alcance precios que lo hagan accesible a la mayoría y que sean los servicios y contenidos de calidad los que marquen el indicador de lo que deseamos, y no al revés.

3 comentarios:

KUTXI dijo...

Hola, Darl:

para empezar ya se ha presentado el iPhone de Apple (o como quiera que se llame). Por lo que he leído... pocos gigas para mi gusto (y eso que no soy de música clásica yo :-D). Pero vamos, si llegan a 20 Gb como mínimo yo me apunto. En lugar de llevar movil y mp3 a cuestas... todo en un trasto, me gusta.

dalr dijo...

Sí tiene buena pinta, sí, pero te tendrás que esperar al verano... Yo ahí tengo mis dudas... Me molaría la idea si viniera de serie con una batería de coche. Ya sabes que la música clásica, además de muchos gigas, gasta una de batería... ;-D

KUTXI dijo...

Bueno, yo tengo un mp3 de 20Gb y la batería me da para unas 20 horas de música. Vale que el móvil está encendido todo el rato, pero tampoco estás todo el rato escuchando música. No sé, ya veremos cuando salga. Además, cuando salga será carísimo y no me lo podré permitir, así que lo mismo da. :-D